CE

0

Proyectos

0

Personas

0

Masculino

0

Femenino

0

No Binario

0

Entidades Jurídicas

0

PYMES

0

Entidades Locales

0

Pon en marcha tu CE

Las diez razones para iniciar o unirse a una Comunidad Energética:

01.

Estarás cooperando para avanzar en el sistema necesario para detener la crisis climática.

02.

Impulsarás la eliminación gradual del uso de combustibles fósiles reduciendo también el apoyo financiero que reciben.

03.

Podrás reducir la pobreza energética en tu radio de acción.

04.

Reducirás el uso de energía de manera consciente.

05.

Conocerás a la vecindad y reforzarás tu comunidad.

06.

Producirás y/o gestionarás tu propia energía renovable.

07.

Ayudarás a crear espacios para educar, sensibilizar, concienciar, formar e informar sobre cuestiones de energía, clima y democracia energética.

08.

Mostrarás a otras comunidades lo que es posible.

09.

Contribuirás a la creación de una economía más local y circular, manteniendo el dinero en tu comunidad.

10.

Estarás construyendo el mundo que quieres ver.

VIKENA acompaña y asesora tu proyecto de CE

Desde Vikena hacemos posible la transformación energética de Navarra. Inspiramos y acompañamos a las personas que lideran el cambio hacia una sociedad más sostenible, solidaria y justa.

Este es un proyecto de futuro, orientado a facilitar una forma más sostenible del uso, gestión y la producción de energía que tiene como pilar la formación de comunidades de personas usuarias.

Busca favorecer a las personas más jóvenes y a las personas más vulnerables, colectivos que a menudo se sienten poco llamados a participar en comunidades energéticas.

Para ello, se cuenta con la diversidad de personas y entidades de las que recoge múltiples motivaciones.

Comunidades Energéticas, ahorro ético, justo y para todas

Una de las claves para conseguir una generación y demanda energética transparente, justa y equitativa es la organización de las personas y entidades en Comunidades Energéticas. Las CE son clave para el empoderamiento energético comunitario y el gobierno efectivo de la ciudadanía en la transición.

Las CE engloban a las diferentes partes de una comunidad, con objetivos comunes para poner en marcha proyectos de energía renovable, movilidad, eficiencia energética y gestión energética en una comunidad, entidad local o comarca, entre otras posibles actuaciones. Estas actuaciones deberán tener una financiación mayoritariamente colectiva por parte de los actores y actrices locales en interés del territorio y de sus habitantes. Pero también deberán contar con financiación externa en caso de que sea necesario.

Las CE se basarán, entre otros, en los valores siguientes:

Centradas y ancladas en lo local:

Entidades locales, pymes y ciudadanía. La entidad jurídica propia que impulsa los proyectos estará controlada por las entidades locales y particulares (ciudadanía, asociaciones y pymes). Se pretende crear circuitos cortos y circulares entre productoras, inversoras y usuarias.

Sin ánimo de lucro:

Finalidad no especulativa. Una parte de los beneficios y/o ahorros serán reinvertidos en nuevos proyectos y acciones de sensibilización. El fin está basado en los principios de la economía social y solidaria, lo cual permitirá el acceso a la energía de manera justa, equitativa y transparente. Beneficios económicos a nivel local, sin contemplar beneficios financieros de agentes externos. Beneficios sociales.

Democracia:

Todas las decisiones serán tomadas de forma democrática y transparente. Transición justa y equitativa.

Ecología:

Respeto al medio ambiente (desde el nivel planetario hasta el nivel local) y reducción del consumo de energía. Beneficios medioambientales.

Navarra lidera la transición hacia una nueva cultura energética

Uno de los grandes retos para el desarrollo de las CE es que la ciudadanía, administraciones locales y pymes conozcan esta figura y sus beneficios, por tanto, es imperioso que las autoridades públicas, en particular, las de ámbito regional, diseñen y desarrollen campañas informativas, divulgativas y formativas.

PARTICULARES (Ciudadanía y PYMES)

Las CE agruparán, agregarán y coordinarán a usuarias de servicios de energía distribuida y proveedores a nivel de comunidad facilitando la participación plena y directa de la ciudadanía en la configuración y operación de los sistemas de electricidad, térmico, de movilidad…

Esto supondrá el desarrollo de flujos de energía de tal manera que se pueda aprovechar todo el potencial de generación y gestión de la demanda energética para el beneficio compartido de las CE, como agentes del sistema, y del resto del sistema energético.

ENTIDADES LOCALES

Las administraciones públicas deben jugar un papel dinamizador, promotor, financiador y facilitador de las CE.

La propia Comisión Europea reconoce el importante papel de las autoridades públicas en su rol de fomento y facilitador de las CE, e insta a los estados miembros, tal como se recoge en la Directiva de Energías Renovables (artículo 22, punto 4.h), a que “se proporcione apoyo reglamentario y de refuerzo de capacidades a las autoridades públicas para propiciar y crear comunidades de energías renovables, así como para ayudar a las autoridades a participar directamente”.