CE

0

Proyectos

0

Personas

0

Masculino

0

Femenino

0

No Binario

0

Entidades Jurídicas

0

PYMES

0

Entidades Locales

0

Industria firma un acuerdo pionero con las distribuidoras de energía que operan en Navarra para fomentar el autoconsumo

El acuerdo crea la mesa de autoconsumo para trabajar de forma conjunta en la transición energética y establece medidas para la agilización de las comunidades energéticas

El Departamento de Industria y de Transición Energética y Digital Empresarial junto con las distribuidoras de energía que operan en Navarra han firmado un acuerdo que tiene como objetivo fomentar las comunidades energéticas y el autoconsumo en la comunidad foral. El texto ha sido presentado esta mañana, por el consejero del departamento, Mikel Irujo, en un acto celebrado en CENIFER (Centro de Referencia Nacional en Energías Renovables y Eficiencia Energética). Se trata de un acuerdo pionero en Europa y que busca crear vías de colaboración entre las propias distribuidoras y la administración regional para agilizar la tramitación de estas instalaciones, avanzar en la digitalización de las redes de distribución eléctrica y mejorar la transparencia en los datos.

El acuerdo ha sido firmado por el consejero de Industria y de Transición Energética y Digital Empresarial, Mikel Irujo, y seis de las nueve distribuidoras que operan en Navarra, que representan más del 95% de la red de distribución eléctrica de la Comunidad foral.

De las compañías firmantes, la que representa un mayor porcentaje en la red de distribución navarra es iDE – Redes eléctricas inteligentes (Iberdrola distribución), que es responsable de 9.942 km de líneas. Las otras cinco compañías firmantes son pequeñas distribuidoras de energía y están agrupadas en la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica (CIDE), quien ha asesorado jurídica y técnicamente para la firma de este convenio. En concreto se trata de Berrueza, Electra Jose Antonio Martínez, Electra Saltea, Electra Valdizarbe Distribución y Elektra Urdazubi. Próximamente está previsto que las compañías Elektra Orbaizeta e Isaba se sumen a este acuerdo.

Estas pequeñas distribuidoras son compañías que fomentan el empleo local al estar arraigadas a zonas rurales. Además, tienen previsto invertir durante los próximos 3 años un total de 4,13 millones de euros en la mejora de su red de distribución, lo cual repercutirá a toda la cadena de suministro, generando empleo en zona. Por su parte, i-DE distribución tiene previsto invertir 74,5 millones de euros y cuenta con una red de 80 suministradores navarros.

Durante el acto, el consejero Irujo ha destacado “la importancia de trabajar de forma conjunta entre todos los implicados en el impulso del autoconsumo y las comunidades energéticas, siendo los gestores de la red de distribución y la Administración piezas clave en este impulso”. El consejero también ha querido señalar que “este es el primer paso, desde el Departamento de Industria tenemos claro que la generación distribuida es imprescindible para la transición energética y liderando esta mesa de autoconsumo seremos pioneros y líderes en este proceso de descarbonización de la sociedad y de la industria”. Por último, Irujo ha recalcado que “el esfuerzo e inversiones en la red de distribución deben ir dirigidas a un avance en la digitalización de la red de distribución, una apuesta que permitirá a las compañías distribuidoras tener una mayor eficacia en la recogida de datos y, gracias a ella, ser más ágiles en la tramitación”.

Presentación del acuerdo

El evento se ha completado con tres mesas redondas. La primera de ellas ha llevado por título “Diferentes modalidades de autoconsumo, ¿por qué invertir en este modelo?” y se ha centrado en analizar las ventajas que están obteniendo diferentes entidades gracias a su apuesta por esta generación eléctrica. En ella han participado Daniel Ozcáriz, director de Ingeniería de Mantenimiento de Exkal; Javier Alforja, responsable financiero del grupo Mekatar y miembro de la junta rectora de la Comunidad de eficiencia energética de Lekunberri; Jesús Sánchez Ostiz, director general en Red de Comunidades Energéticas S Coop; y Manuel Rodríguez, director de Corporate Venturing del Centro Nacional de Energías Renovables (CENER). La mesa ha estado moderada por Esperanza Aristu, directora del Servicio de Transición Energética del Gobierno de Navarra.

El título de la segunda de las mesas ha sido “Claves para la tramitación del autoconsumo” y se ha centrado en conocer cómo es el proceso y cuáles son los trámites que hay que llevar a cabo para instalar esta tecnología en las empresas y las viviendas particulares. En ella, ha participado Eduardo Ryan, delegado Iberdrola en Navarra y Jefe Zona i-DE (Iberdrola distribución) Navarra; Nacho Sanz Pérez, presidente de la Asociación Profesional De Industriales Eléctricos y de Telecomunicaciones de Navarra (AEN); Peio Mendía, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Navarra; y Arancha Martínez, responsable de regulación técnica de CIDE (Asociación de distribuidoras de energía eléctrica). La mesa ha estado moderada por Laura Larraya, directora del Servicio de Ordenación industrial, Infraestructuras energéticas y Minas del Gobierno de Navarra.

Por último, se ha celebrado la mesa titulada “El autoconsumo y las empresas instaladoras, ¿qué necesitamos para acelerar la transición?” que ha estado moderada por el director general de Enercluster, Iker Chasco. En ella ha participado David Sola, delegado Territorial de UNEF (Unión Española fotovoltaica) en Navarra; Garikoitz Gorraiz, director división de Almacenamiento en Solarfam Ingeniería; Juan Peña, director de desarrollo de negocio de Enhol; e Iñaki Arano, director ISF Ingeniería y soluciones fotovoltaicas.

El autoconsumo en Navarra

Desde 2021 el autoconsumo en Navarra ha pasado de tener una potencia instalada de 40 MW a los 152,2 MW actuales, lo que supone un incremento del 280%. De esa potencia instalada, el 96,4% corresponden a instalaciones de autoconsumo individuales (146,8 MW), mientras que el 3,6% son instalaciones colectivas (5,4 MW). 

Si nos fijamos en la actividad a la que están dedicadas estas instalaciones, el 51,3% de la potencia instalada está destinada al uso industrial (78,1 MW), el 20,9% al uso residencial (31,8 MW), el 7,8% al comercio (11,9 MW); el 5% al sector servicios (7,6 MW), el 4,3% a la agricultura y ganadería (6,5 MW) y el 2,4% al sector transportes (3,7 MW). El resto está destinado a sectores como la hostelería (1,6%, 2,5 MW), el sector energético (1,5%, 2,3 MW), la actividad inmobiliaria y la construcción (1,3%, 2 MW), los servicios empresariales (1,2%, 1,8 MW), educación (0,7%, 1 MW), sanidad (0,7%, 1 MW), otros servicios    (0,6%, 0,9 MW), comunicaciones (0,3%, 0,4 MW), industrias extractivas (0,2%, 0,3 MW) y depósito y almacenes (0,1%, 0,1 MW).

En cuanto a la fuente de energía, la solar es la fuente predominante ya que representa el 92,4% de la potencia instalada al reunir un total de 140,7 MW. En segundo lugar, estaría la cogeneración con una potencia instalada de 10,6 MW, lo que representa el 7%. Por último, estaría la energía eólica con un 0,4% y 0,6 MW de potencia instalada.

Además, Navarra ha sido la primera comunidad en contar con una legislación propia que da amparo jurídico a las comunidades energéticas. Se trata de la Orden Foral 64/2022, que toma como referencia las directivas europeas 2018/2001 y 2019/994. En ella se recogen algunos elementos relevantes como la creación de un registro de Comunidades Energéticas.

En Navarra operan regularmente nueve distribuidoras de energía integradas en el sistema de red eléctrica española. Esta red de distribución se encarga de canalizar la energía desde los puntos de generación hasta las empresas y hogares. Más allá de las instalaciones físicas de cada distribuidora, los consumidores pueden elegir libremente qué empresa es su comercializadora, es decir, la que le realizará y enviará la facturación. En el caso de la electricidad, esta facturación es mensual.